En Miquel Gelater contamos con una tradición de más de 100 años transmitida de padres a hijos, basada en la calidad.


En Orán, a finales del siglo XIX, comenzamos a trabajar en el mundo del helado. José Arques endulzaba la vida de los ciudadanos con sus famosos “carritos del helado” y un género elaborado a diario de forma artesanal.


En el siglo XX, Antonio Miquel, viajaba a Córdoba, donde terminó de adquirir su formación de heladero, mientras José Arques hacía lo propio en Jerez de los Caballeros. En 1953 Antonio Miquel y Rosario Sirvent se instalaron en Dénia definitivamente.


Fue allí, gracias al “carrito del helado” y la calle Pare Pere que pudimos seguir reinventándonos, ofreciendo nuestros helados por toda la ciudad.


A principios de los 60 nacimos nosotros. Los actuales gerentes de la empresa, Marco Miquel e Inma Arques, quienes regentamos la heladería desde mediados de los 80 en la actual ubicación hasta el día de hoy. Gracias a nuestra historia y a una larga tradición en los helados artesanos, hemos desarrollado un compromiso con nuestros clientes para ofrecerles el mejor de los productos desde la fabricación hasta la venta.


En la actualidad sabemos mantener esta tradición en todas nuestras recetas y procesos. Y al unirla a las últimas tecnologías garantizamos los mayores requisitos de calidad sin renunciar a nada de lo que han hecho a nuestros helados únicos. Siempre estamos deseando aprender, por eso en Miquel Gelater realizamos cursos de formación para todo el personal.


Reciclando de forma continua nuestra empresa. Por eso hemos obtenido el curso de Experto Universitario en Elaboración Artesanal de Helados, organizado por la Universidad de Alicante. En definitiva Miquel Gelater es fruto de una larga tradición de maestros artesanos que han sabido reinventarse hasta crear una marca referente en la gastronomía de la ciudad.
error: Contenido protegido !